miércoles, 17 de junio de 2015

La corrupción, política de Estado en Zacatecas: ex titular de Gobierno

La corrupción, política de Estado en Zacatecas: ex titular de Gobierno
-El mandatario no escucha denuncias, dice; señala a colaboradores

Alfredo Valadez Rodríguez Corresponsal Periódico La Jornada Miércoles 17 de junio de 2015, p. 28

Zacatecas, Zac. Algunos integrantes del gabinete de Miguel Alonso Reyes han convertido la corrupción en una política de Estado, afirmó ayer Esaú Hernández Herrera, ex secretario general de Gobierno y coordinador general de asesores en los primeros tres años de la administración del priísta (2010-2013).

Ha trascendido el contenido de conversaciones que involucran a personas de la estructura gubernamental, incluso de gran cercanía con el Ejecutivo, en graves hechos de corrupción. Se habla de fortunas escandalosas por su monto y su origen, señaló en un documento de 17 cuartillas.

Agregó que las irregularidades han ocurrido desde el primer año de gobierno de Alonso Reyes, en 2011, y que, como secretario general de Gobierno, advirtió al titular del Ejecutivo, sin tener eco.

En mayo de 2012, ante nuevos testimonios de presuntos hechos de corrupción de algunos funcionarios, le hizo llegar una nueva carta de advertencia a Alonso Reyes, quien lo destituyó de la Secretaría de Gobierno y lo designó coordinador general de asesores.

En 2013, dijo Hernández, los problemas crecieron y una vez más insistió al gobernador, quien sólo le dijo: Ingeniero, no es cierto. Con esa expresión entendí que se había terminado la conversación.

Un año después, en una reunión de gabinete en la sala de juntas del gobernador, antes de que llegara Miguel Alonso Reyes, los funcionarios discutían sobre el recorte a sus salarios a causa de la retención de impuesto sobre la renta a partir de 2014.

“Tomó la palabra el procurador Arturo Nahle García y externó, palabras más, palabras menos: ‘Esta disminución de ingresos me afecta. Aquí hay funcionarios que roban. Me queda claro que a ellos no les importa (pagar impuestos), pero yo no robo, de manera que resiento el daño”’.

Después de esa reunión Esaú Hernández pidió a Miguel Alonso ser relevado del cargo de coordinador de asesores, pues lamentablemente no era la primera vez que abordaba con él el tema de la corrupción, sin lograr que fuera digno de su atención.

Como priísta, aseguró Hernández, me duele que exista la idea de que en este régimen estatal salido del Partido Revolucionario Institucional haya corrupción como política de estado. Yo hice lo que pude, platiqué con quienes tenía que hacerlo. Pido la comprensión de los priístas zacatecanos y de todo el país para la decisión que he tomado, de externar públicamente estas reflexiones.

Hernández Herrera hizo pública esta denuncia mientras el gobernador cumplía dos días de visita de trabajo en Europa. Ha trascendido en medios locales que el político priísta visitará el Vaticano para invitar al papa Francisco a que visite Zacatecas cuando venga a México.

Hernández Herrera fue secretario de Gobierno con el cetemista Arturo Romo Gutiérrez (1992-1998), diputado federal y dirigente estatal del PRI cuando el tricolor recuperó la gubernatura, en 2010, tras los sexenios consecutivos de los perredistas Ricardo Monreal Ávila y Amalia García Medina.
http://www.jornada.unam.mx/2015/06/17/estados/028n2est